“En África, ellas tienen que mandar en la cama”

Autor: Joan C. En Noticias & Eventos

Las mujeres tienen que mandar en la cama, para evitar la enfermedad del SIDA en África.” Lo ha dicho Alex Coutinho, director del Infectious Diseases Institute (IDI), centro de investigación sobre VIH de Kampala, Uganda. Afirma que actualmente, y aunque suene paradójico, las mujeres que viven en ciudades africanas, entre ellas especialmente las que poseen cierta formación y recursos, tienen un riesgo mayor de contagio del SIDA que las mujeres de zonas rurales, concretamente un 6% más.

Al parecer, pese a su formación y recursos, les cuesta mucho decir NO a las demandas sexuales de los compañeros masculinos, o exigirles el uso del preservativo. La razón es que el sexo se ha convertido para ellas en una mercancía para conseguir o mantener favores, privilegios o estatus, en su lucha por una mejor calidad de vida y un salario digno.

La conclusión, según el experto, es que pese a su relativa mejora en las condiciones o estilo de vida, estas mujeres deben mejorar mucho aún su educación y su capacidad para tomar decisiones.

Aunque la prevalencia de esta enfermedad en Uganda ha descendido del 20 al 7%, las mujeres en general siguen siendo un grupo ‘de riesgo’ -igual ocurre en otros países africanos-, debido a los siguientes factores: la edad temprana en que se inician al sexo -a los 15 años de media-, la soledad con que deben afrontar la crianza de los hijos -unos 7 por mujer en promedio-, o la persistencia de la poligamia -muchos hombres tienen hasta tres mujeres-. Ahora quizás haya que añadir como factor de riesgo el conseguir recursos y formación en una ciudad.

En este mismo centro, el IDI, que cuenta con la colaboración de la farmacéutica Pfizer, atienden, dan tratamiento y seguimiento, gratuitamente, a unos 10.000 pacientes con VIH y otras enfermedades asociadas, de los que el 65% son mujeres.

Reflexión:

África no consigue salir del pozo. La que fue la cuna de la humanidad es ahora un hervidero y un agujero sin fondo de machismo, corrupción, guerras, genocidios, plagas, explotación salvaje, o de experimentación y expansión igualmente salvajes de mercados en declive en Occidente -como es el caso de la industria tabaquera-.

Vemos a menudo como sociedades del tercer y del segundo mundo intentan incorporar el progreso a sus vidas, pero se encallan adoptando sólo las formas externas de ese progreso, tanto en lo más reluciente, como por desgracia en lo más negativo. La lucha de poder entre sexos, todavía no erradicada en Occidente, está siendo lamentablemente imitada y adoptada aquí en sus formas más crudas. Difícilmente se logrará un progreso persistente mientras se siga tomando a Occidente como modelo, y mientras ese empeño coexista con enormes carencias estructurales, con la ausencia de oportunidades para una buena educación, y con el horror infrahumano del más encarnizado machismo o el de una plaga tan devastadora como la del SIDA.

Escrito por Joan C.

Falopius.net es una web dedicada a divulgar, orientar y ofrecer recursos para la sexualidad humana. La autoría principal de sus contenidos corresponde a Joan C., quien se ha formado en el campo de la Antropología, entre otros.


3 nov 2010 • Revisado 29 mar 2013 • 1623 Views

Etiquetas:

Navega por la misma categoría:
Entradas relacionadas:

Comparte esta Entrada

StumbleUpon Reddit Diggealo! Marcalo en Delicious Compartelo en Facebook Compartelo en Google+ Twittealo!

Ningún comentario

Comentarios RSS de esta entrada »» Sigue los comentarios a esta entrada a través del feed RSS 2.0

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>