¿Estoy Embarazada…? Dudas y Respuestas

Autor: Joan C. En Anticoncepción y Embarazo, Artículos de Fondo


Aquí se quiere responder a algunos supuestos de situaciones en que la mujer duda sobre si ha podido quedar embarazada, tras un un intercambio sexual sin protección, mal planificado o accidentado.

Los marcados con este símbolo (*) serán respondidos en un Ebook de próxima aparición en esta misma web de falopius.net.

Cuestiones generales

•    Tuve relaciones sexuales sin protección/falló el método el día xxx/creo que estaba en mi día yyy del ciclo/la regla me vino/me tenía que llegar sobre el día zzz.

Sin protección anticonceptiva eficaz, quedarse o no embarazada es como jugar a la lotería, cuestión de azar. Siempre habrá riesgo, de moderado a alto, cuando hay penetración pene/vagina sin protección, y aunque sólo sea ‘un momento’, haya o no eyaculación o introducción de semen en la vagina. Si hay penetración es que el pene está erecto y, por tanto, hay excitación. Ésta provocará que el líquido lubricante del pene pueda contener algunos espermatozoides, pocos y de baja calidad, pero a veces con un poder fecundante suficiente –se han llegado a contar hasta 100.000 en una sola gota-. Lógicamente eyacular dentro lo hace más peligroso, así como si la mujer está ovulando o a punto de ovular. Sin embargo la mayoría de mujeres no conocen ni observan sus cuerpos lo suficiente como para poder saberlo con certeza.

•    Creo que soy regular. ¿Cuáles son los días más seguros?

Puede parecerte que tiendes a ser regular, pero ten en cuenta que un trastorno físico o emocional pueden alterar el ciclo ovulatorio, incluso causar una segunda ovulación. Lo siguiente, el método del calendario, no se considera un auténtico método anticonceptivo. Pero es al menos una guía que puede ayudar a las mujeres que no usan otro método eficaz. Sólo para aquellas que hayan observado con anterioridad que sus ciclos son muy regulares, siempre de la misma duración y características, y gozan de buena salud física y emotividad estable. En tal caso el día de ovulación promedio en un ciclo de 28 días se sitúa alrededor del 14º de su ciclo (es decir justo a la mitad), contando siempre desde el primero de la menstruación. Nunca debe tomarse como criterio único fiable para planificar las relaciones sexuales, es sólo un valor promedio o teórico, que no se cumplirá en algunas mujeres. Siguiendo con ese cálculo teórico, y dejando un margen de seguridad, habría riesgo de embarazo desde 3-5 días antes hasta 2-3 días después del supuesto día de ovulación. Los espermatozoides llegan a vivir, en cavidad vaginal, trompas de Falopio y parte del cérvix hasta 3-5 días, mientras que un óvulo vive unas 24 horas tras desprenderse del ovario. Cuanto más lejos de esta franja de días, por arriba y por abajo ,el riesgo sería cada vez menor.

•    Soy irregular. (*)

•    Era virgen/fue mi primera relación con penetración. (*)

•    Observo cambios/molestias en mi cuerpo días después de la relación sexual (sensación de pechos o abdomen hinchados/doloridos/sensibles, sensación de síndrome premenstrual, secreción de pezones, mareo, náuseas, vómitos, flujo blancuzco, dolor de cabeza, cansancio, sueño, apetito, acidez, gases, aumento de frecuencia urinaria,…). ¿Cuáles realmente, y a partir de cuándo, indican posible embarazo? (*)

•    Estoy menstruando/acabo de menstruar. ¿Puedo embarazarme igualmente?

Es muy poco habitual. Se han dado casos extraordinarios de embarazo por tener relaciones durante la menstruación. Normalmente porque tanto ésta como la ovulación se han adelantado o prolongado más de lo normal, por ejemplo por altibajos emocionales, o bien ha habido una segunda ovulación -algo también infrecuente- que se ha solapado con las primeras pérdidas de la regla. Los días inmediatamente posteriores a la menstruación suelen ser muy seguros, hablando de mujeres con ciclos regulares. Pero un profesional de la salud y de la información sexual nunca lo afirmará al 100%. Aunque muy pocos, se dan casos de una segunda ovulación fuera de los días propios del ciclo ovulatorio. Esta decisión, pues, deberá tomarse bajo plena responsabilidad personal.

•    ¿Pero qué hago ahora mismo? ¿Cómo sé si estoy embarazada? ¿Cuándo y cómo hacer un test de embarazo?

Sin usar protección, o ante un fallo del método usado, si la regla no aparece cuando debía y la preocupación es grande, hay que contactar con el Centro de Planificación Familiar o con un centro médico, público o privado, e intentar conseguir las píldoras de la Anticoncepción de Emergencia, que habrá que tomarse antes de transcurridas 72 horas. Posteriormente habrá que hacerse una prueba de embarazo, ya sea en orina (farmacia) o en sangre. Es importante serenarse y comprender que la misma ansiedad podría causar el atraso de la menstruación, llegando éste en ocasiones a ser de 2 o más semanas; la aparición de la regla –si la reconoces y sientes como tal- será siempre una señal clara de que no hubo embarazo.
El último paso será volver al Centro de Planificación Familiar para asesorarse acerca de qué método anticonceptivo será el más adecuado y cómodo, y empezar a usarlo para así evitar futuros sustos.
Para salir de dudas hay que realizar un test de embarazo. Se puede adquirir en la farmacia un kit de test sobre orina –si no lo entiendes haz que te lo expliquen ahí mismo-, o ir a un centro o clínica de salud a hacerse un análisis de sangre. Para un resultado fiable en ambos métodos, se aconseja esperar dos semanas desde la relación sexual de riesgo. Un resultado positivo es más fiable que uno negativo. Si sale negativo y persiste la preocupación, puede repetirse el test, mejor una vez transcurrida otra semana.

•    ¿Y no será un embarazo psicológico? ¿Cómo se le reconoce? (*)

•    Ya me vino la regla pero… no sé.

Antes que nada, tranquilízate. Si la reconoces como tal, básicamente porque así la sentís tú y tu cuerpo, también por los síntomas que suele llevar asociada, es una prueba concluyente de que no hubo embarazo. El sangrado más abundante o suave de lo normal puede deberse a que se ha ‘retenido’ más días de lo habitual, probablemente debido al mismo estrés. Si claramente te parece un sangrado extraño o demasiado persistente, hazte examinar pronto por tu médico o ginecólogo.

•    Tras relación sexual sin protección me vino la regla más de una vez en poco tiempo.

Puede deberse a la alteración emocional propia del enamoramiento y la pasión, que como he mencionado a veces llega a influir en el ciclo hormonal. Escucha tu cuerpo en cada ocasión, pues es importante que reconozcas cada uno de esos sangrados como propios de una menstruación. Si lo ves fuera de lo normal, consúltalo pronto con tu médico o ginecólogo, pudiera ser un sangrado no menstrual causado por un embarazo reciente, un trastorno hormonal o un desgarro fruto de la misma relación sexual. Si tomaste la anticoncepción de emergencia o más de una píldora normal en pocas horas, ésta puede ser la causa del sangrado irregular.

•    ¿Cuánto tiempo viven los espermatozoides en el exterior? (*)

•    Hubo penetración, luego se puso un condón/eyaculó fuera/volvió a penetrarme/con/sin condón.

El denominado método del ‘coitus interruptus’ o la ‘marcha atrás’ no es un verdadero método anticonceptivo. Es altamente inseguro, pues hablamos de un coito pleno y ‘a pelo’, con bombeo del pene, erecto y en excitación sexual, no importa por cuánto tiempo en el canal vaginal. Aparte de las gotas de semen que puede contener el líquido lubricante, es muy fácil que el hombre pierda el control y termine o medio-termine dentro –porque ha conseguido ‘cortarlo’ un poquito- antes de retirarse, habiendo empezado ya las contracciones eyaculatorias que expulsan el semen. En tales situaciones muchos hombres, avergonzados, tienden a ocultar el hecho a su pareja, con lo que el riesgo es doble, pues hará que no cunda ninguna alarma ni se tomen medidas anticonceptivas de emergencia. Además, tras eyacular fuera aún quedarán restos de semen en los conductos del pene, que podrán depositarse en la vagina en una nueva penetración, de forma totalmente imperceptible. Si en esta ocasión se usa preservativo se evitará este nuevo riesgo, aunque no quita el que se ha corrido antes durante el primer coito. Repito: es un pseudométodo altamente desaconsejable y que, tarde o temprano, acaba fallando, por más que algunos hombres presuman de que ‘controlan’ muy bien. No es sensato otorgarles tanta confianza en una cuestión tan comprometida.

•    Estando desnudos/vestidos/en ropa interior, nuestros genitales se rozaron/él eyaculó fuera. (*)

•    Jugó con su pene erecto en mi clítoris o vulva.

Hay un riesgo importante de que el líquido lubricante del pene -que puede contener algunos espermas- ingrese en la cavidad vaginal, pues se sitúa plenamente en su obertura, y algunos espermatozoides lleguen a fecundar un óvulo (si ella está cerca de sus días fértiles). El riesgo es menor que con la penetración completa, pero no hay que jugar con estas probabilidades. Es aconsejable practicar estos juegos con un preservativo puesto, y más si se intuye que luego habrá coito.

•    Cayó semen en las manos, que luego tocaron mi vagina. (*)

•    Me tragué el semen.

No hay riesgo de embarazo. Cualquier sustancia que ingieras por la boca irá después a tu estómago y a tus intestinos, lo que constituye el aparato digestivo, que no tiene una conexión suficiente con tu aparato reproductor como para trasvasar el semen. El peligro en esta práctica sexual es otro: el de contraer una infección de transmisión sexual.

•    Tuve sexo coital anal.

No hay riesgo de embarazo. Siempre y cuando, si no se usa preservativo y se eyacula en el interior del recto, se tiene cuidado que el semen no se deslice hacia la vulva. De nuevo aquí el peligro es otro: contraer una infección de transmisión sexual.

•    Tuve sexo coital en una postura de pie. (*)

•    Me di una ducha vaginal. (*)

•    No tuve ningún orgasmo. (*)

•    Él tiene el pene circuncidado.

Esto no influye en las posibilidades de embarazarte, ni en la fertilidad de él. En esa operación al pene se le quita sólo una porción de la piel del prepucio, lo que no influye para nada en su capacidad para fecundar.

•    Hace x semanas tuve un parto/aborto, y ahora hago sexo sin protección.

El tiempo que transcurre después de un parto hasta que la se regresa a los ciclos ovulatorios normales es diferente en cada mujer, puede ser al cabo de pocos días o semanas, puede ser más tarde de un año. Influye también si está o no lactando al bebé, en cuyo caso puede demorarse 4-6 meses, o en ocasiones todo el tiempo que dure ese amamantamiento, aunque esto no ocurre en el 100% de mujeres. Aproximadamente en un 5% vuelven a su ciclo normal al mes siguiente del parto, pese a que estén con la lactancia, y hay otro porcentaje de mujeres que sí tienen periodos pero más espaciados. Por lo tanto, no hay que tomar nunca la lactancia como un método anticonceptivo seguro, hay que consultar siempre con el ginecólogo para averiguarlo con mayor certeza, y en caso necesario elegir p.e. un método anticonceptivo sin efectos secundarios para el bebé.
Sin lactancia, los ciclos suelen restablecerse de media a las 6-8 semanas. Hay que ir con cuidado, pese a que no haya venido aún la regla no significa que no pueda quedarse embarazada. De nuevo, el asesoramiento y las oportunas pruebas hormonales con el ginecólogo serán más orientativas. Si se busca el embarazo, es bueno esperar al menos 6 meses, incluso cerca de un año, dando así tiempo al organismo –y a las posibles cicatrices si hubo cesárea- para que se recupere del todo.
Tras un aborto, especialmente si ha sido espontáneo, no suele haber dificultades para poder volver a quedarse embarazada –cuando se dan, a menudo son de tipo psicológico, o debido a las molestias durante la cuarentena aconsejada-, y se dice incluso que todo lo contrario, es incluso más fácil una nueva fecundación de un óvulo debido a que el útero está ‘más limpio’ y a la activación hormonal desencadenada. La menstruación, pues, suele aparecer al mes siguiente, pero al final todo dependerá bastante de las ganas de tener nuevas relaciones sexuales. En un aborto quirúrgico existirán aquellas dificultades derivadas de la agresividad de la intervención sobre los tejidos u órganos ginecológicos, razón por la cual se aconseja durante un tiempo el uso del preservativo para prever posibles infecciones. En ambos casos, aun pudiendo volver a embarazarse, suele aconsejarse dejar transcurrir unos meses para una adecuada recuperación, tanto física como emocional. Tras repetidos abortos espontáneos, es necesario un seguimiento médico cercano.

•    Llevo x días de atraso y quiero abortar. Qué pastillas puedo usar? (*)

•    Tuve relaciones con riesgo y el día después tomé unas pastillas que tenía/que me dieron.

Nunca confíes en medicamentos de este tipo de procedencia. No conoces tampoco bien cómo hay usarlos ni si te convienen realmente. Sólo los prescritos por un profesional de la salud, que habrá hecho antes un mínimo estudio clínico personalizado, seran los verdaderamente adecuados.

•    Durante/después del coito sin protección tomé agua de coco con aspirina/canela cargada/té … ¿evitará el embarazo o hará bajar la regla?

No. Son sólo creencias populares sin fundamento científico.

Sobre métodos anticonceptivos

•    Se quedó el condón dentro.

Lo primero es mantener la calma. Luego hay que intentar extraerlo, con las manos limpias. Si está en buen estado, él no había terminado y se salió al salirse de la vagina, no existe un riesgo importante. Si ya había terminado, puede intentar examinarse si el semen permanece aún claramente en su extremo. Si no se tiene claro, o si además se había roto, hay que plantearse acudir a un centro médico y solicitar la anticoncepción de emergencia, a tomar lo más pronto antes de transcurridas 72 horas. Para próximas ocasiones, es importante comprobar que no quedan bolsas de aire al colocar el condón –depósito incluido-, no usar las uñas para estirarlo, y retirarse de la vagina tan pronto se haya eyaculado, de este modo el pene conserva aún la rigidez necesaria para salir con el preservativo puesto.

•    Utilizamos dos condones, uno encima del otro. (*)

•    Se me olvidó tomar una/dos píldoras.

El riesgo depende de qué tipo de píldoras, en qué dosis vienen, de las horas transcurridas, del tiempo que llevas tomándolas, de en qué semana del ciclo te sucedió, y de cómo se actúe. Diferentes tipos de píldoras tienen diferentes instrucciones para dosis olvidadas –es obligado, pues, leerse el prospecto-, así que lo siguiente son consejos generales: tras darte cuenta, debes tomar otra píldora inmediatamente, y la siguiente en el día y hora que te correspondía según el plan inicial (no importa, pues, si acabas tomando 2 en un mismo día). Hay dos tipos de píldoras: las de un solo componente (progesterona), con 28 píldoras activas y sin semana de descanso, y las combinadas (estrógeno+progesterona) con 21 activas y 7 inactivas. En el primer tipo, si el olvido ocurrió antes de transcurridas 12 horas, no pasa nada, seguirás estando protegida siempre que al acordarte tomes otra inmediatamente. En el segundo tipo, el margen es de 24 horas. Más allá de estos márgenes de tiempo, existirá riesgo de embarazo y habrá que usar otro método de respaldo durante una semana, o mejor hasta completar la caja, y consultar pronto con el médico o en el Centro de Planificación Familiar para plantearse enseguida tomar una anticoncepción de emergencia. Si el olvido fue de 2 píldoras o más, hay que usar el método de respaldo hasta el fin de la caja, y es posible que se presente antes el sangrado intermenstrual. Igualmente hay que plantearse usar la anticoncepción de emergencia.

•    Me despisté y tomé dos veces la píldora el mismo día. (*)

•    La tomo cada día regularmente, pero a veces espero hasta después de tener relaciones. (*)

•    Tuve diarrea/vómito al poco de tomar la píldora.

Puede perder su eficacia, cuando esto ocurre dentro de las 2 horas posteriores a su toma. Más allá de este tiempo el componente activo de la píldora ya ha sido absorbido por el torrente sanguíneo (o debería: hay quien amplía este tiempo a 4 horas). Si dentro de estas 2 primeras horas aparte del vómito/diarrea tuviste una relación sexual, deberás tomar enseguida otra píldora, y seguir con este método de la forma habitual. Si los vómitos/diarrea fuesen persistentes y ya tuviste esa relación sexual, consulta con un médico lo más pronto posible.

•    ¿Hay riesgo de embarazo durante la semana de descanso de la píldora? (*)

•    No tuve sangrado durante la semana de descanso de mi método hormonal.

A veces no se presenta ese sangrado durante la semana de descanso, entra dentro de lo normal. Cuando se observa esto, hay que seguir usando este método de la forma habitual. Puede consultarse al médico si se desea, pero habrá que hacerlo obligatoriamente si en el siguiente ciclo se observa la misma ausencia de sangrado.

•    ¿Hay alguna señal que indique un fallo del método anticonceptivo hormonal? (*)

•    Debo descansar un tiempo del uso de mi método anticonceptivo hormonal. ¿Qué riesgo hay de embarazo?

Deberás empezar a usar un método alternativo justo después del último día de uso de ese anticonceptivo hormonal. Dado que no existe evidencia contrastada de la utilidad de los periodos de descanso mientras se usan métodos hormonales, en los últimos tiempos se tiende a suprimirlos. Consúltalo con tu médico, pues es un cambio que puede favorecerte, pero quizá existan razones particulares para hacer ese descanso.

•    He dejado el método hormonal, que usé por unos años. Ahora no me viene la regla y tengo síntomas extraños.

Son normales estos desajustes, el cuerpo se ha vuelto un poco ‘perezoso’ y necesita un tiempo para volver a autoregular de forma natural sus propias hormonas, pero no hay un tiempo estándar para la normalización de los ciclos ovulatorios. En algunas mujeres esto puede ocurrir al mes o a los pocos meses, en otros casos hasta casi un año. Cerca de un año, y antes si hay signos extraños o molestos, hay que consultar con el médico. Hay quien toma como parámetro de regreso a la normalidad el hecho de que los dos últimos ciclos ovulatorios, con sus respectivas menstruaciones, hayan sido de entre 23 a 35 días de duración cada uno.

•    He dejado el método hormonal y tuve relaciones tras el siguiente periodo. (*)

•    Me han dicho que tomar varias dosis de anticonceptivos hormonales orales equivale a las PAE.

En teoría así es. Pero no todas las píldoras valen igual para esto, depende de la combinación de según qué hormonas, y lo más importante saber qué dosis es la adecuada en cada caso, así como los efectos secundarios que resultarían de ello. Para un tipo de píldoras podrían hacer falta dos dosis de cuatro o cinco pastillas/dosis, para otras dos dosis de dos pastillas/dosis, para otras una sola dosis de una sola pastilla. Las diferencias son grandes y, sin los conocimientos adecuados, puede no conseguirse ninguna protección y además sufrir importantes efectos secundarios. No hay que jugársela experimentando con esto, es más sensato adquirir las PAE por las vías legales posibles, pues ya vienen con las hormonas y las dosis adecuadas. De todos modos, a veces por hallarse en un país con restricciones al respecto, o por ser menor de edad, ese acceso no es posible. En el Ebook, de próxima aprición en falopius.net, se explican las equivalencias de las píldoras hormonales normales para hacer que actúen como anticoncepción de emergencia.

Sobre Píldoras de Anticoncepción de Emergencia (PAE)

•    Tuve coito sin protección y después me tomé las píldoras de emergencia.

El riesgo depende de ese ‘después’. Cuanto antes, mejor, especialmente antes de transcurridas 24 horas. Sin embargo el método puede ser aún bastante eficaz aunque hayan transcurrido 72 horas, y no hay que descartar nunca su uso aunque hayan pasado 120 horas, pese a que el riesgo será mayor, todo sea por evitar un embarazo indeseado.

•    ¿Son las PAE un método abortivo?

No, aunque científicamente esta afirmación podría ser discutida. Actúan impidiendo o retrasando la maduración del óvulo, dificultando la movilidad de los espermas, y dependiendo del día de ovulación, impidiendo que un óvulo fecundado se implante en el útero (de ahí la duda conceptual de algunos expertos). No alteran las paredes del endometrio (del interior del útero), por lo que no evitan un embarazo que ya se haya iniciado.

•    Se me pasó/me adelanté x horas la toma de la 2ª dosis de la anticoncepción de emergencia.

La segunda dosis suele tener que tomarse al cabo de 12 horas de la primera. Léete el prospecto para estas eventualidades, pues como con las píldroras normales, hay dos modalidades en su composición: las de dos hormonas combinadas, y las de una sola hormona (progestina). Con las de sólo progestina el margen para el olvido es amplio, llega a casi 24 horas de la primera dosis (de hecho el margen es tan flexible que algunos estudios indican que podrían tomarse ambas dosis juntas). Con las combinadas, en cambio, el margen para el olvido –o anticipo- de la segunda dosis es de dos horas antes y después de esas 12 horas, aunque es más seguro cumplir exactamente esas 12 horas de diferencia entre dosis. Si sobrepasaste el margen para esta segunda dosis, pero aún estás dentro de las 72 horas posteriores a la relación sexual de riesgo, deberás conseguir de nuevo las PAE y reiniciar de inmediato el tratamiento. Seguramente los efectos secundarios serán algo más notorios.

•    He usado las PAE varias veces en poco tiempo. ¿Tiene esto consecuencias? (*)

•    ¿Qué efectos secundarios pueden causar las PAE? (*)

•    Vomité después de tomar las PAE.

Si vomitaste antes de que pasaran 2 horas de la toma de una dosis, deberás adquirir de nuevo y cuanto antes las PAE y repetir la dosis ‘perdida’, pero antes compra en la farmacia un medicamento para evitar las náuseas/vómitos y tómalo una media hora antes de esa nueva dosis, o de las dos si reinicias todo el tratamiento. Si ya habían pasado esas 2 horas, toma la segunda dosis de modo normal, es decir a las 12 horas de la primera, y adquiere igualmente ese medicamento anti-náuseas y tómalo media hora antes de la segunda dosis.

•    Usando las PAE ¿estoy más protegida, o más en riesgo de embarazo? (*)

•    Creo que estoy embarazada. ¿Pudieron dañar al feto las PAE? (*)

•    Necesito anticoncepción de emergencia pero no puedo acceder a ella (por dificultades en mi país o región/por ser menor de edad). (*)

Sobre la inyección hormonal

•    Me retrasé x días en ponerme la inyección anticonceptiva.

Este método debe ser aplicado cada mes, o bien cada dos o cada tres meses, dependiendo de la modalidad empleada. Hay un margen de tolerancia al olvido o retraso, para seguir considerándolo seguro, que es de hasta dos o tres días después de la fecha que corresponda. Si han pasado más días, el método no habrá sido seguro y habrá que usar otro método de respaldo hasta que se presente el siguiente sangrado o menstruación, y entre el 1er. y 5º día de ésta reiniciar el tratamiento.

Sobre otras cuestiones de salud

•    ¿Cómo saber si un medicamento puede anular la acción de un anticonceptivo hormonal?

Esto puede ocurrir, en efecto. Lo primero es leer bien en los prospectos de ambos productos, por si ahí se detallan este tipo de problemas (interacciones con otros medicamentos). En general hacen disminuir su efectividad los antibióticos del grupo de las rifampicinas (y rifabutina, usados por ejemplo como antituberculosos), o del grupo de las tetraciclinas, o algunos de amplio o mediano espectro (ampicilinas, macrólidos), los anticonvulsionantes o antiepilécticos (hidantoínas, barbitúricos como fenobarbital, primidona, topiramato, carbamazepina, oxcarbamazepina, fenitoína), ciertos antifúngicos (griseofulvina, ketoconazol, fluconazol), antipsoriásicos (acitretina), ciertos antirretrovirales (ritonavir), inhibidores de la proteasa (ritonavir), nevirapina, ciertos medicamentos contra la migraña, altas dosis de ácido ascórbico (vitamina C), hipérico, indole-3-carbinol (presente en el brócoli), sibilina (presente en el cardo lechoso), etc.; naturalmente pueden darse otro tipo de interacciones (para la salud y para la eficacia de la otra medicación), por ejemplo las mujeres diabéticas o hipertensas deben recibir un estrecho seguimiento médico. Para prevenir males mayores, hay quien sigue el siguiente consejo: cuando se toma cualquier medicamento, hay que usar siempre otra protección añadida, hasta el final de esa medicación y hasta el final de ese ciclo ovulatorio.

•    ¿Es más improbable el embarazo si él tiene problemas de erección? (*)

•    ¿Desciende el riesgo teniendo una infección en la vagina o uretra? (*)

•    Después de tener sexo coital tengo flujo blancuzco/verdoso/amarillento, quizá con otros signos como ardor, picor u olor extraño. ¿Son signos de embarazo? No. Son signos de haber contraído o desarrollado una posible infección, ya sea en la vagina o en la uretra. Hay que ir al Centro de Planificación Familiar o al ginecólogo para una exploración con posible toma de muestras del flujo para su análisis. Dependiendo del diagnóstico, la pareja deberá también recibir tratamiento de forma simultánea.
•    Después de tener sexo coital tengo como cólico intestinal. (*)

•    ¿Una mujer que tiene vaginismo, puede quedar embarazada? (*)

Sobre interrupción de embarazo

•    Estoy desesperada, creo que estoy embarazada y no quiero/puedo tener ahora un bebé. (*)

Apéndice:

Equivalencia píldoras anticonceptivas de emergencia/píldoras anticonceptivas normales.

El acceso a las píldoras para la anticoncepción de emergencia (PAE) a veces resulta imposible, por las leyes de determinado país, por ser la mujer menor de edad o algún otro impedimento, carencia o restricción. En opinión de la inmensa mayoría de organismos inernacionales dedicados a la salud sexual y reproductiva, las trabas –a menudo irracionales- puestas a la consecución de esta ayuda supone en muchas ocasiones graves perjuicios para la salud e incluso la vida de muchas mujeres. Cuando a éstas aún les sea posible conseguir con cierta normalidad una caja de píldoras anticonceptivas normales, p.e. comprándolas en una farmacia, pueden usarlas a modo de anticoncepción de emergencia, siguiendo las consignas que se dan a continuación.

(*) Se podrá ver toda la información actualizada en el Ebook de próxima aparición en falopius.net

Escrito por Joan C.

Falopius.net es una web dedicada a divulgar, orientar y ofrecer recursos para la sexualidad humana. La autoría principal de sus contenidos corresponde a Joan C., quien se ha formado en el campo de la Antropología, entre otros.


18 jun 2009 • Revisado 29 mar 2013 • 9399 Views

Etiquetas: ,

Navega por la misma categoría:
Entradas relacionadas:

Comparte esta Entrada

StumbleUpon Reddit Diggealo! Marcalo en Delicious Compartelo en Facebook Compartelo en Google+ Twittealo!

2 comentarios

Comentarios RSS de esta entrada »» Sigue los comentarios a esta entrada a través del feed RSS 2.0
  1. Gracias me abriste el panorama sobre el embarazo, excelente post

  2. Cada mujer es diferente, lo que realmente se debe ver es en las pruebas de embarazo

  1. TrackBacks URI

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>